Noticias

Acusaciones de la Eurocámara sobre apropiación de demandas agrícolas por parte de la derecha según grupos progresistas

La tensión política se intensifica en el Parlamento Europeo a raíz de las recientes protestas agrícolas en varias ciudades europeas. Se intensifica el intercambio de acusaciones entre los grupos parlamentarios del Partido Popular Europeo y los socialdemócratas junto a los verdes. Los primeros, interponiéndose como los defensores del sector agrario, afirman estar «del lado de los agricultores». Frente a esta postura, los grupos progresistas acusan a la parte conservadora de apropiarse de las demandas agrícolas para intereses electorales, una acusación que toma mayor relevancia en vista de las próximas elecciones europeas.

Manfred Weber, líder del grupo popular en la Eurocámara, sostiene su apoyo a los agricultores. Destaca que estos «no son lobistas, sino que mantienen nuestras zonas rurales» y asevera que se encuentran de su lado con políticas adecuadas. Además, celebra la retirada de la propuesta de uso sostenible de pesticidas y el replanteamiento de la polémica ley para la restauración de la naturaleza.

Iratxe García, por su parte y al frente del grupo socialdemócrata, critica que se manipule el sector agrícola como «lanza electoral» y exige que los políticos deben hacer política y no campañas de cara a las venideras elecciones europeas. Además, denuncia el feudo entre la derecha y la extrema derecha en su lucha por ser reconocidos como los verdaderos defensores del sector agrícola, y subraya que este es tan diverso como la misma UE. Aboga por escuchar a los agricultores y simplificar la burocracia que enfrenta el sector.

Por otro lado, el belga Philippe Lamberts, líder del grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea en la Eurocámara, también carga contra los conservadores. Cuestiona que se haya votado a favor de acuerdos comerciales con países terceros que ponen en riesgo la competitividad del sector agrícola y critica que, a la vez, se culpen de las dificultades de los agricultores a las políticas medioambientales europeas.

Finalmente, la líder del grupo liberal Renovar Europa, Valérie Hayer, manifiesta que «Europa tiene un deber hacia los que nos alimentan» y denuncia que los «populistas se hayan subido al barco como siempre» para apropiarse de las demandas del sector.

En definitiva, persiste la confrontación política en torno a las preocupaciones e inquietudes del sector agrícola, las cuales emergen como un tema central en el debate europeo. Con las inminentes elecciones europeas, el apoyo al sector agrario se erige como un baluarte retórico que promete animar el prólogo de los comicios.

Publicidad

Artículos recomendados

Últimos artículos