Noticias

Descubre cómo la crianza de vinos en arcilla piedra y hormigón se convierte en la nueva tendencia en la industria vinícola

En la industria vinícola actual, está emergiendo una tendencia revolucionaria: la crianza de vinos en recipientes de arcilla, piedra y hormigón, o en maderas de castaños y acacias, alternativas a la tradicional barrica de roble. Esta nueva ola se ha destacado recientemente en el salón del vino Barcelona Wine Week (BWW).

La singularidad de esta práctica radica tanto en la forma de los recipientes como en los materiales empleados, incluyendo tinajas, ánforas o huevos de cerámica e incluso lagares labrados en piedra. El evento de BWW ha contado con mesas redondas, donde elaboradores que han comenzado a utilizar estos métodos alternativos han discutido su experiencia e intercambiado opiniones.

Almudena Alberca, una enóloga y Master of Wine, ha declarado que aunque algunas bodegas españolas han estado usando diferentes recipientes durante mucho tiempo, es en los últimos 10 o 12 años cuando esta alternativa se ha generalizado. De hecho, estos nuevos métodos de elaboración se han vuelto tan comunes que se consideran una «herramienta» y una «técnica» para apoyar la filosofía de la bodega.

Para los fabricantes de estos recipientes alternativos, el principal valor que aporta el uso de arcilla, piedra y hormigón radica en su capacidad para respetar y no enmascarar las características propias de la variedad de uva. El ceramista Carles Llarch destacó la amplia gama de tipos de arcilla disponibles y cómo cada una puede ofrecer un resultado diferente, en función de su grosor y el tiempo de cocción.

Santiago Roma, director de Anforum, una empresa que fabrica barricas de piedra, subrayó el aporte «mineral y salino» de los vinos elaborados en recipientes de granito. Este material permite una «oxigenación controlada». Por su parte, Adrià Sas, director general de Sonoma by SAS, una empresa que fabrica recipientes de hormigón, defendió la mineralidad y neutralidad de este material, al permitir que «la variedad de uva sea la protagonista, sin ninguna adicción«, a diferencia de las barricas de madera.

Estos nuevos métodos están tomando por asalto a la industria vinícola y reflejan la evolución constante y la búsqueda de calidad que caracterizan a este sector.

Publicidad

Artículos recomendados

Últimos artículos