Noticias

Agricultores en Cataluña continúan el bloqueo en la carretera A-2

La conflictiva situación que vive la red estatal de carreteras en Cataluña continúa siendo un punto crítico de tensión. Transformada en escenario de protestas de agricultores, la Autopista AP-7, que constituye una de las principales conexiones terrestres entre España y Francia, se mantiene cerrada desde el pasado martes. En el día de hoy, aunque las protestas han finalizado, las labores de limpieza y restauración de la calzada mantienen a los camiones y vehículos particulares en una espera indefinida.

El Servei Català de Trànsit (SCT) ha informado que se están retirando materiales de la vía y se están efectuando tareas de verificación y reparación de seguridad. Aún no se ha establecido un cronograma para la reapertura de la circulación en la AP-7, en la que se registran ya hasta cuatro kilómetros de colas en dirección sur.

Simultáneamente, la situación de tensión se repite en la N-II, arteria que fue bloqueada al mismo tiempo en el cruce con la AP-7 en Pontós (Girona). El plazo de reapertura de esta segunda carretera también se mantiene incierto, pues en la actualidad se están llevando a cabo labores de limpieza en el tramo que va desde Bàscara hasta Vilamalla.

Una única protesta de agricultores en Tàrrega (Lleida) persiste, bloqueando de esta manera la A-2. Sin embargo, todo parece indicar que esta manifestación finalizará mañana sábado.

Estas movilizaciones de agricultores, con su epicentro en Cataluña, arrancaron el pasado martes y tocaron a su fin en el día de ayer, después de que el conseller de Acción Climática, Agenda, Rural y Alimentación, David Mascort, mantuviese una reunión en Barcelona con los líderes del movimiento de protesta. Se han establecido acuerdos, entre los que destacan el dar voz a las organizaciones manifestantes en un pleno especial en el Parlament la próxima semana, la reestructuración de la Agencia Catalana del Agua (ACA) y un cambio de nombre del departamento que dirige Mascort.

Aún así, la atmósfera se mantiene con un extraño aroma a pólvora mojada. Los agricultores no ocultan su escepticismo y han advertido que seguirán de cerca el cumplimiento de los acuerdos establecidos. De no ser así, no descartan nuevas acciones de protesta.

Publicidad

Artículos recomendados

Últimos artículos