Noticias

Avances en investigación agropecuaria buscan optimizar la salud del ganado y producir hidrógeno verde usando algas

El panorama de la agroalimentación experimenta un giro revolucionario gracias a la incorporación de tecnologías innovadoras que prometen una mejora sustancial en los procesos actuales. Un claro ejemplo de esta evolución es el proyecto de la empresa tecnológica Augan, que ha desarrollado un sistema para el sector ganadero cuyo fin es la detección temprana de enfermedades en el ganado porcino mediante la monitorización del agua que consumen a través de sensores del Internet de las cosas (IoT).

El bienestar animal y consecuentemente su rendimiento y productividad son prioridad en la industria ganadera, donde la detección temprana de enfermedades es un reto de vital importancia. Augan ha encontrado en la tecnología IoT una solución eficaz para este problema. Los sensores son instalados en los contadores de agua de las granjas porcinas y mediante las redes IoT envían información diaria del consumo de agua de los animales a una aplicación móvil. Con esta tecnología, los productores pueden revisar los patrones de comportamiento y variables ambientales para anticipar la presencia de posibles problemas de salud del ganado.

Por otra parte, la generación de hidrógeno verde a partir de las algas se plantea como una alternativa verde en la producción de energía. Un grupo de investigación de la Universidad de Córdoba lleva tiempo explorando la relación entre las algas y las bacterias para generar hidrógeno verde y biomasa. Tras su trabajo, han descubierto un conjunto formado por un alga y tres bacterias que, cuando trabajan en conjunto, son capaces de producir hidrógeno y biomasa que luego puede ser utilizada para limpiar las aguas residuales en las que crecen.

El avance de las innovaciones tecnológicas no solo beneficia al sector ganadero, también promete mejoras en la agricultura. Como ejemplo de ello, un equipo de investigadores del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS), en colaboración con la Universidad de Granada, han desarrollado el primer «satelitoma» de trigo. Este esencialmente es el mapa genético de las secuencias repetidas de ADN, conocidas como ADN satélite, que puede contribuir en el desarrollo de variedades de trigo más resistentes al calentamiento global.

Las posibilidades que ofrece la innovación y la ciencia en la industria alimentaria son enormes y estamos tan solo en la superficie de lo que se puede lograr.

Publicidad

Artículos recomendados

Últimos artículos