Noticias

Gremio de Pastelería anticipa la venta de 800,000 monas, con énfasis en las creaciones de autor

El Gremio de Pastelería de Barcelona tiene puestas grandes esperanzas en la festividad de Pascua, estimando llegar a la cifra de unas 800.000 monas artesanas vendidas en toda Cataluña. Desde clásicos huevos de chocolate hasta figuras de personajes de dibujos animados, la oferta combina tradición con innovación. Cabe destacar una novedad en el catálogo de productos: monas de autor, un producto artesanal creado sin el uso de moldes, resultando en figuras de animales con detalles logrados mediante como patronazgo tridimensional.

Con respecto a los precios, desde el Gremio no se prevé un incremento considerable en la venta de monas este año. A pesar del alza en los precios internacionales del cacao, su impacto en la elaboración del chocolate para las monas artesanas ha sido limitado. Antoni Bellart, presidente de este colectivo y profesional pastelero, pone el foco en la importancia de la calidad del chocolate en estas creaciones y destaca que cada mona artesana representa una pequeña obra de arte.

Las vitrinas de las pastelerías funcionan como un termómetro social, reflejando a través de las monas las tendencias y los gustos de su público. Personajes como Barbie o la futbolista Aitana Bonmatí, además de figuras vinculadas a equipos de fútbol y videojuegos, acaparan la demanda.

Además, otro aspecto a destacar es el papel protagonista de las monas de autor. En la pastelería L’Atelier, por ejemplo, han creado un catálogo compuesto por obras tan originales como el ‘Perro de globo’ de Jeff Koons y representaciones de grafitis de Banksy. Este año son tendencia también las monas en forma de bolso, propuestas pensadas para aportar un toque chic a la delicia de chocolate.

También se ha buscado un acercamiento a la ciencia y la divulgación a través de la chocolatería. Prueba de esto es la figura de chocolate «MIA», que representa a una niña científica y que cambia de disciplina anualmente. Este año, MIA es bióloga, y se encuentra en compañía de la icónica doble hélice de ADN, una mariposa y hojas, representando el universo de los seres vivos. A continuación de la misma, un código QR de chocolate dirige a una página web que colabora en la divulgación científica, gracias a la colaboración entre la Universitat de Barcelona y el Gremio.

Las monas, parte esencial de la tradición pascuera documentada desde el siglo XV, experimentan así una evolución constante, adaptándose a los tiempos modernos sin perder su esencia. Que comience la Pascua, ¡y a disfrutar de las monas artesanas!

Publicidad

Artículos recomendados

Últimos artículos