Noticias

Naciones de la UE brindan billones de euros a la agricultura a pesar de las protestas

En los últimos dos años, los países miembros de la Unión Europea (UE) han invertido miles de millones de euros en apoyo a la industria agroalimentaria. Esto se ha producido debido a la flexibilización temporal de las reglas de ayuda estatal permitiendo que las empresas puedan afrontar las consecuencias derivadas del conflicto en Ucrania.

El estudio de Euractiv, basado en los datos disponibles de la UE, revela considerables diferencias en los subsidios estatales otorgados directamente al sector agroalimentario entre los Estados miembros. Encabeza la lista Polonia, con casi 4.000 millones de euros de ayuda pública dirigida a la industria agroalimentaria, en particular al sector de los cereales. Le siguen Italia, con 2.300 millones de euros; Francia, con 1.000 millones de euros, y Rumanía, con 770 millones de euros.

Las ayudas fueron reguladas por el Marco Temporal de Crisis (TCF, por sus siglas en inglés) adoptado por la Comisión Europea en marzo de 2022. Este plan permitía a los Estados miembros asignar hasta 35.000 euros a empresas involucradas en la producción primaria de productos agrícolas. El límite de ayuda era más alto para otros sectores, incluidos los procesadores de alimentos y los productores de fertilizantes.

Este marco se transformó en el Marco Temporal de Crisis y Transición (TCTF) un año después, en marzo de 2023, y posteriormente se amplió el límite máximo de ayuda a 280.000 euros por explotación en noviembre del mismo año. La incertidumbre causada por las tensiones geopolíticas hizo que se prolongaran las medidas temporales de ayuda hasta junio de 2024. Este plazo probablemente se extenderá más aún, según las conclusiones de la última cumbre de líderes de la UE.

Los datos omiten las ayudas de minimis, pequeñas sumas consideradas como no distorsionadoras del mercado, que las autoridades nacionales pueden asignar directamente sin tener que notificarlo a la Comisión. Para la agricultura y la pesca, este umbral se ha incrementado a 20.000 y 30.000 euros respectivamente a partir del 1 de enero de 2024. Para otros sectores, el límite se establece en 300.000 euros.

A pesar de las disparidades en la concesión de las ayudas y los posibles desequilibrios que esto puede causar en el mercado, el Comisario de Agricultura de la UE, Janusz Wojciechowski, afirmó que las ayudas estatales son «absolutamente necesarias» en las «circunstancias inusuales» actuales. Sin embargo, advirtió que «a largo plazo, esta no es una buena solución porque puede crear desigualdades en el mercado».

Publicidad

Artículos recomendados

Últimos artículos