Noticias

Parlamento Europeo propone refuerzo de denominaciones para calmar protestas agrícolas

El Parlamento Europeo (PE) ha expresado su contento por el acuerdo alcanzado en la Unión Europea (UE) en el cual se busca reforzar las denominaciones de origen. Esta medida ha sido creada con la intención de dar apoyo a la producción tradicional y al empleo agrolimentario y al mismo tiempo hacer frente a las importaciones, en un tiempo donde se están viviendo protestas en el sector agrario europeo.

La Eurocámara ha mantenido debates acerca de la nueva normativa que planea ratificar, la cual se encargará de reforzar el sistema de denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas (IGP) tanto de alimentos como de bebidas de la UE. Cabe destacar que esta nueva norma afectará a alrededor de 3.600 productos de calidad europeos, de los cuales 377 son de origen español.

La regulación ha sido pactada por las instituciones de la UE durante la presidencia española, y su principal objetivo es reforzar la protección de estos sellos que confieren un valor de producción de 80.000 millones de euros. Es por eso que la entrada en vigor de esta normativa es muy relevante para los agricultores y ganaderos, ofreciéndoles herramientas que pueden ayudarles a mantenterse frente a las importaciones y también a salvaguardar el empleo.

El apoyo a esta normativa ha sido claramente tangible durante el debate en el que se ha discutido el acuerdo. Los eurodiputados han señalado especialmente la importancia de esta regulación en un tiempo de tensión agrícola y polarización social. Este apoyo se ha presentado diría que casi unánime entre los distintos partidos políticos, a pesar de la polarización existente en asuntos como la Ley de Restauración de la Naturaleza.

Paolo de Castro, ponente de la Eurocámara para esta normativa, ha detallado las principales novedades de la normativa, entre las que se incluyen impulso del turismo asociado a las IGP, mayor protección del comercio electrónico y una simplificación del registro.

En este sentido, las reglas revisadas mejorarán el sistema actual gracias a un procedimiento de registro simplificado más eficiente, pues permitirá reducir el tiempo de espera entre la solicitud y la inscripción real de la indicación geográfica. Además, la nueva normativa permitirá a los Estados miembros designar grupos de productores con mayores poderes y responsabilidades y también dará un mayor énfasis a la sostenibilidad.

Todo esto subraya el valor del acuerdo en medio de una oleada de protestas. Tras la ratificación, se prevé que la normativa podría entrar en vigor en un plazo de un mes. En este sentido, la comisaria europea de Finanzas, Mairead McGuinness, ha dado especial énfasis en la importancia de este acuerdo en estos tiempos de tensión, apuntando que esta normativa será de gran ayuda para los productores agroalimentarios.

El acuerdo deberá garantizar «la autenticidad de los productos europeos» y la «protección de los intereses de los productores», según palabras de la ponente en la sombra del informe parlamentario, Mazaly Aguilar (Vox). Clara Aguilera (PSOE) ha celebrado la «modernización» del marco legal y ha resaltado que la nueva norma también protegerá a los alimentos y a las bebidas de calidad en los acuerdos comerciales.

Publicidad

Artículos recomendados

Últimos artículos