Noticias

Manolo Escobar eternizado en el campo, Sabina mencionado mientras motivos para protestar prevalecen

El pasado domingo, los agricultores de Unión de Uniones animaron las calles de Madrid con una innovadora tractorada. En un ambiente festivo, protestaron por sus muchas razones al son del «Y Viva España» y «Nos Sobran Los Motivos». El objetivo de esta acción pacífica no fue otra cosa que acercar el campo a la ciudadanía.

Con aproximadamente 80 tractores y 1.000 personas a pie, la convocatoria no logró reunir los 1.500 tractores inicialmente anticipados. Aun así, lograron mostrar una cara más festiva y familiar del mundo agrario. Los manifestantes representaron a varias regiones del país, incluyendo Madrid, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Andalucía, Aragón y Asturias.

Muchos agricultores acudieron con sus familias y no faltaron los niños manifestándose con pancartas como «Quiero ser agricultor, dejadme». Entre ellos se encontraba Jaime, un cerealista de Calatayud (Zaragoza), que luchaba contra los bajos precios del cereal importado de fuera de la Unión Europea. También estaba Marcos, un agricultor de El Pozo de Guadalajara, que se desplazó hasta la capital para protestar contra las restrictivas normativas medioambientales que afectan su trabajo diario.

El descontento de los agricultores trascendió las pancartas con lemas como «**Sobran papeles**, faltan soluciones«, reflejando la frustración por la excesiva burocracia. Algunos incluso mostraron su rechazo a la Agenda 2030, calificándola de ruinosa para su sector.

Durante la marcha, los cencerros y las bocinas de los tractores marcaron el ritmo. Se llevó a cabo un acto solidario en el que Unión de Uniones donó 27 garrafas de 5 litros de aceite de oliva a la organización Mensajeros De La Paz, una forma de protestar contra los altos precios que, según ellos, restringen el acceso a este producto base de la gastronomía española.

A pesar del tono festivo de la tractorada, Unión de Uniones advirtió que seguirán manifestándose si no se atienden sus demandas. Entre sus peticiones se encuentran la protección de los productos de la Unión Europea frente a las importaciones, una mejora de la Ley de la Cadena Alimentaria y una modificación de la Política Agraria Común para que las exigencias ambientales sean ajustadas a la realidad del sector. Lamentablemente, la jornada subrayó la realidad de que si no se encuentran soluciones, los agricultores están dispuestos a subir la presión y tensionar la situación.

Publicidad

Artículos recomendados

Últimos artículos