Noticias

Miles de personas en Venezuela encuentran empleo en el creciente sector de reparto a domicilio

El sector de reparto a domicilio en Venezuela está experimentando un auge notable desde 2020, permitiendo a miles de venezolanos mejorar sus ingresos y superar de alguna manera la crisis económica del país. Cabe destacar que este crecimiento viene después de que se revocaran medidas que intentaban regular este sector, tales como la imposición de un impuesto adicional del 1% sobre estos servicios.

El principal medio de transporte usado para estas entregas es la motocicleta, siendo la Cámara Venezolana de Comercio Electrónico (Cavecom-e) quien proporciona datos que indican un total de más de 200.000 repartidores motorizados en Venezuela. Esta cifra se espera que alcance los 300.000 a finales de 2024.

Los ingresos que se pueden obtener a través del reparto a domicilio son bien vistos en comparación con los salarios mínimos en el país. Una de estas personas es Miguel Márquez, de 22 años, que comenzó a trabajar en el sector del ‘delivery’ durante la pandemia y asegura preferirlo antes que un empleo en un comercio, donde el ingreso promedio se sitúa en 213 dólares al mes.

Márquez comentó que como repartidor puede llegar a ganar entre 650 y 750 dólares al mes, un monto considerablemente superior al que obtenía trabajando en una empresa de seguridad antes de unirse al reparto a domicilio. Además, mencionó que este sector ha proporcionado empleo a un gran número de personas.

El reparto a domicilio está desempeñando un papel crucial en el comercio electrónico en Venezuela, que en 2023 registró un incremento del 150% respecto al año anterior. Entre tanto, Richard Ujueta, presidente de la Cavecom-e, compartió que esta tendencia ha contribuido a resolver en gran medida un problema social, permitiendo a miles de venezolanos sin trabajo incorporarse a la economía en un sector en constante crecimiento.

Por otro lado, una resolución que buscaba regular el servicio de entrega a domicilio y establecer una serie de tarifas y multas fue anulada pocos días después de su publicación. Mientras que Ujueta admitió que el sector de reparto debería estar regulado, rechazó la idea de una regulación que pudiera obstaculizar el crecimiento de este sector. En su lugar, sugirió que cualquier norma debería enfocarse en aspectos como los procedimientos de entrega, higiene, seguridad, confidencialidad, y tiempos de entrega concretos.

Publicidad

Artículos recomendados

Últimos artículos